Revista del Programa de Posgrado en Derecho

Artículos de opinión por parte de nuestro cuerpo académico sobre la actualidad del ambiente jurídico nacional.
Los Derechos Humanos en el Pensamiento de Norberto Bobbio | Posgrado en Derecho, Universidad de Costa Rica

Dr. Miguel Román Díaz

Profesor Facultad de Derecho

¿Por qué elegí el pensamiento de Norberto Bobbio como base teórico-filosófica para analizar los Derechos Humanos?, es decir, ¿Por qué Bobbio y no otro autor?

Pues bien, Norberto Bobbio tiene la particularidad de haber desarrollado su vida académica, como docente e investigador, en el área de la Filosofía del Derecho primero, y posteriormente en el área de la Filosofía Política. Su labor académica como docente de Filosofía del Derecho, comienza en el primer lustro de la década de los treinta del siglo XX y hasta 1972; a partir de ese año y hasta su jubilación desarrolló la docencia e investigación en Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Turín y a lo largo de su vida académica, mantuvo contacto con la temática de los Derechos Humanos, actividad que intensificó a finales del siglo pasado.

La obra de Norberto Bobbio es sumamente extensa y tiene la característica que casi toda, por no decir toda, está interrelacionada.

LOS DERECHOS HUMANOS SON DERECHOS HISTÓRICOS

Para Bobbio los Derechos Humanos, entendidos desde una perspectiva estrictamente jurídica, no existen por ellos mismos. Éstos tienen una existencia determinada en función de la realidad histórica donde aparecen. No tienen una existencia permanente y sus contenidos cambian con el tiempo; es decir, se trata de un concepto (dimensión externa) o de una norma jurídica (dimensión interna) que a lo largo de la historia de la humanidad, han sufrido modificaciones.

En su pensamiento, los Derechos Humanos serán Derechos cuando estén incorporados en un ordenamiento jurídico, en cambio, serán exigencias morales o éticas cuando no estén debidamente positivados. En ambos casos, los conceptos que definen a cada uno de los Derechos pueden ser analizados históricamente, ya que su semántica también es producto del desarrollo del ser humano a lo largo de la historia. En esta perspectiva, los seres humanos no tienen Derechos de manera natural o por el simple hecho de ser humanos.

Bobbio es insistente en la necesidad de estar alerta y vigilantes de las acciones que los detentadores del poder realizan respecto a los derechos existentes.

Fotografía por Orlando Aguirre Quirós

Los Derechos se materializan como normas jurídicas a partir de un desarrollo histórico que, casi siempre, ha implicado una lucha realizada por personas de todo tipo para que los gobernantes o detentadores del poder (político, económico, ideológico) acepten que los gobernados o sujetos de ese poder, tienen una dignidad que hace necesario el reconocimiento ético y jurídico de una serie de Derechos que están obligados a respetar. Cada Derecho es el resultado de un proceso histórico en el que las personas, por medio de sus acciones, han logrado convencer a otros e impulsar ideas para que el poder político acepte que las personas tienen Derechos y que estos deben ser reconocidos jurídicamente y no solo como pretensiones o imperativos éticos. Entendidos cada uno de los Derechos como el resultado de procesos históricos, se nos abre la posibilidad de investigar su origen y desarrollo desde diferentes perspectivas. En ese sentido, para Bobbio, fue al inicio de la modernidad en que podemos encontrar el origen de los Derechos Humanos entendidos como Derechos propiamente dichos, es decir, Derechos que también implican obligaciones.

LOS DERECHOS HUMANOS SE ORIGINAN EN LA MODERNIDAD

Bobbio iba indicar que a partir de la modernidad, se podían distinguir tres fases que han seguido los Derechos en el proceso histórico de ser incorporados en el ordenamiento jurídico nacional e internacional. Un primer momento lo constituye el planteamiento de una idea o teoría filosófica; un segundo momento, cuando esa idea o filosofía es acogida por la mayoría de miembros de una determinada sociedad; y un tercer momento, cuando las pretensiones surgidas de aquella idea o filosofía, son incorporadas en el ordenamiento jurídico nacional e internacional.
Ahora bien, la incorporación de los diferentes Derechos a los ordenamientos jurídicos nacionales e internacionales ha supuesto una lucha permanente de parte de los gobernados, para exigir a los poderes formales y fácticos la incorporación de sus exigencias éticas a los ordenamientos jurídicos. No obstante, este proceso histórico de los Derechos no ha estado exento de regresiones e intentos por limitar, modificar o incluso eliminar los derechos que ya han sido conquistados.

“Los derechos humanos son el resultado de procesos históricos.” Norberto Bobbio.

LOS DERECHOS HUMANOS SE DEBEN PROTEGER

La historia nos ha demostrado que el poder formal o fáctico ha impulsado modificaciones en el catálogo de Derechos establecidos en los ordenamientos jurídicos nacionales e internacionales. Y es que la historia de los Derechos ha implicado una constante lucha entre los que ostentan estos poderes y aquellos seres humanos que no han estado dispuestos a soportar las arbitrariedades del poder o han considerado improcedente quedarse a esperar a que su situación cambie espontáneamente.

Es por ello que Bobbio es insistente en la necesidad de estar alerta y vigilantes de las acciones que los detentadores del poder realizan respecto a los Derechos que ya existen en los ordenamientos jurídicos nacionales e internacionales. La historia ha sido testigo de cómo los derechos más básicos de los seres humanos, han sido violentados con base en procedimientos que fueron legitimados democráticamente; es decir, debemos estar atentos a las iniciativas que pretenden modificar los textos constitucionales o los instrumentos jurídicos internacionales, en que están contenidos los Derechos que han costado tanto a los seres humanos conquistar.

El pensamiento de Norberto Bobbio, nos permite entender los Derechos como el resultado de procesos históricos. Llama la atención en el sentido que han sido conquistados por la acción de muchas personas a lo largo de la historia; muchos han dado hasta su vida por lograr que se incorporen en los ordenamientos jurídicos nacionales e internacionales. Por ello, en este momento en que hay personas impulsando la idea de realizar una Asamblea Nacional Constituyente y teniendo en cuenta lo que ha dicho el Tribunal Supremo de Elecciones al respecto, nosotros como abogados y abogadas, ciudadanos costarricenses, nos toca atender la solicitud que hace Bobbio de estar vigilantes y defender cualquier acción que intente limitar, modificar o incluso eliminar cualquiera de los Derechos que están presentes en el actual texto constitucional.

¿Desea saber cuando publicamos algo nuevo?
Suscribase a nuestros correo informativos

Pin It on Pinterest

Share This