Revista del Programa de Posgrado en Derecho

Artículos de opinión por parte de nuestro cuerpo académico sobre la actualidad del ambiente jurídico nacional.
Autonomía Universitaria y Constitución: algunos apuntes desde la Jurisprudencia de la Sala Constitucional de Costa Rica. | Posgrado en Derecho, Universidad de Costa Rica

Dr. Víctor Orozco

Coordinador de la Maestría en Justicia Constitucional

En términos generales, el propósito de estas notas es desarrollar la configuración constitucional de la autonomía universitaria en la Constitución Costarricense de 1949, en concreto, en su artículo 84. Con ese fin, y desde una perspectiva analítica y comparada, se buscará señalar si corresponde dicha configuración con un derecho fundamental, inherente a todo ser humano en cuanto es titular de dignidad, o bien, si se ha realizado como una garantía institucional, a favor de la Universidad de Costa Rica y demás universidades estatales, a quienes, justamente, el Poder Constituyente originario les ha atribuido, como lo veremos infra, el más alto grado de autonomía con respecto a la Administración Central.

Pero esta discusión sobre el carácter de derecho fundamental o, de garantía institucional, de la autonomía universitaria no es propia del contexto costarricense, sino, más bien, del español, al que haremos referencia en esta oportunidad, a partir del contenido del artículo 27.10 de la Constitución Española de 19781.

Tal vez para algunos esta discusión sea un tema insulso o estéril, pero si le ponemos atención, es fácil entender que tiene severas implicaciones prácticas, pues si clasificamos la autonomía universitaria como un derecho fundamental o, como una mera garantía institucional, así dependerá si es posible salvaguardar o tutelar, en el sistema de justicia constitucional costarricense, la autonomía universitaria, mediante un recurso de amparo, en los términos en que ha sido previsto en el artículo 48 de la Constitución Política, o bien, por los otros mecanismos de control de constitucionalidad, o en la Jurisdicción ordinaria.

Las Universidades del Estado están dotadas de independencia para el desempeño de sus funciones y de plena capacidad jurídica para adquirir derechos y contraer obligaciones, así como para darse su organización y gobierno propios.

De este modo, y como se verá más adelante, al examinar los alcances del artículo 84 de la Constitución Política, nos decantamos por sostener que la autonomía universitaria constituye una garantía institucional, constitucionalmente contemplada para proteger la organización, el presupuesto y el funcionamiento de las universidades públicas, sin que por eso se configure esa autonomía como un derecho fundamental.

Ciertamente, este tema está vinculado con la titularidad de los derechos humanos, frente al cual, es preciso sostener que no tiene, la Universidad de Costa Rica, ni las demás universidades públicas, un derecho fundamental a su autonomía que sea susceptible de tutela vía recurso de amparo. Los que sí constituyen derechos fundamentales son el derecho a la educación de los alumnos de estas universidades y la libertad de cátedra de su profesorado, cuyo objeto de protección supone un contenido distinto, que no cabe asimilar a la autonomía universitaria, aunque en ocasiones van de la mano.

Descargue el texto completo del este artículo aquí.

¿Desea saber cuando publicamos algo nuevo?
Suscribase a nuestros correo informativos

Pin It on Pinterest

Share This