Programa de Posgrado en Derecho · UCR

PPD honra legado de Ana Virginia Calzada-Miranda

Ana Virginia Calzada-Miranda fue un nombre que sonó en la prensa nacional en la década de los noventa. No es para menos, pues en 1993 fue la primera mujer nombrada magistrada de la Sala Constitucional, cuatro años después de su creación en 1989.

Quince años más tarde, Calzada-Miranda rompió otra brecha de género en el tercer poder de la República: se convirtió en presidenta de la Sala Constitucional, el tribunal de más alto nivel en el país. Previo a la magistratura, la funcionaria destacó como actuaria en los juzgados de familia, Jueza Civil, Penal y de Trabajo; así como integrante de varios Tribunales Superiores. También fue alcaldesa, cuando esa figura existía en el Poder Judicial.

Calzada Miranda destacó, previo a la magistratura, por su extensa carrera judicial. Fue actuaria en los Juzgados de familia, Jueza Civil, Penal y de Trabajo

Más allá de su legado simbólico – en cuanto a que marcó un precedente de género – y de el rumbo que marcó con sus sentencias, el Programa de Posgrado en Derecho quiso rescatar un aspecto poco conocido de la exmagistrada: su liderazgo humanista.

Esta iniciativa surgió en el marco del ciclo de conferencias a propósito del 70 aniversario de la Constitución Política de Costa Rica, organizadas por la Maestría en Derecho Comunitario y Derechos Humanos y el Doctorado en Derecho.

Cuando Rafael González-Ballar, el director del Posgrado en Derecho, subió al podio del miniauditorio para exponer los motivos por los que el PPD honraba a Calzada-Miranda, dejó de lado los papeles con el discurso escrito y contó cómo una vez impartió una clase de yoga para los magistrados del momento.

El director del Posgrado también citó algunas de las resoluciones de la exmagistrada. También rescató otros aspectos de la exjerarca como autoridad, en cuanto a beneficios para las personas usuarias de la Justicia y el mejoramiento interno del Poder Judicial.

Puede observar la intervención de González – Ballar en este video.