Asistencia legal profesional y sin costo: la UCR tiene 10 consultorios jurídicos al servicio de quienes más lo necesitan.

Gabriela Mayora López
Oficina de Divulgación e Información
Universidad de Costa Rica

3 de marzo de 2019

En el 2018 estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica atendieron más de 1900 casos y cerraron 666, cada uno una historia humana.

Uno de esos casos es el de una joven, quien fue sustraída a muy temprana edad de su hogar, secuestrada y prostituida; durante el tiempo de aislamiento obligado fue madre. Ella logra escapar y llega a pedir ayuda legal con tres menores de edad, no sabe reconocer cuál es el suyo, sus abusadores y proxenetas, no les permiten el reconocimiento de la maternidad como un elemento adicional para retenerlas.

Como el caso anterior, muchos otros se van resolviendo con el apoyo de 208 horas de práctica profesional que realiza cada estudiante de la Facultad, tiempo con el cual se atienden los 10 Consultorios Jurídicos que opera la Universidad de Costa Rica.

Estos espacios ofrecen servicios legales sin costo a población en condición de vulnerabilidad, se trata de un programa que existe desde finales de los años 60 y que ha acompañado desde entonces el proceso educativo de los profesionales en Derecho, marcándolos con el sello de una formación humanista.

La directora de Consultorios Jurídicos, María José Campos García, comenta que en la mayoría las consultas recibidas atienden temas de familia o filiación (derechos de visita, guarda y crianza de hijos), divorcios, separación judicial reconocimiento de unión de hecho, procesos civiles como desahucios, procesos sucesorios y derechos patrimoniales por citar algunos.

Los usuarios deben considerar que el servicio no atienden temas de derecho penal, tránsito, contenciosos administrativos, ni adopciones, tampoco se ven procesos de insolvencia.

Los Consultorios Jurídicos son una práctica profesional obligatoria para los más de 2000 estudiantes de la Facultad de Derecho, cada uno deberá permanecer un año atendiendo por un total de 208 horas la atención de los mismos.

Se trata de una experiencia que marcará el desempeño profesional de cada nuevo profesional en Derecho con un sello de sensibilidad y humanización en el ejercicio de la disciplina. Sin embargo, esta práctica de momento se limita mucho a los temas consultados que en un 80% son del ámbito del derecho de familia.

María José Campos García, directora de Consultorios Jurídicos, Facultad de Derechos, Universidad de Costa Rica. Foto: Karla Richmond.
Por esa razón, en este 2019 se explora la posibilidad de abrir nuevas oportunidades para la práctica profesional en otras ramas del derecho.

Así operan los Consultorios Jurídicos

Los Consultores Jurídicos de la Universidad de Costa Rica, trabajan amparados en una Ley de consultorios Nº 4775 del 21 junio de 1971, y sus posteriores reformas.

Aunque en la tarea del Estado de ofrecer justicia pronta y cumplida, los consultorios son un actor secundario, estos sí gozan de la calidad técnica necesaria para poder llevar y cerrar procesos, aportando una colaboración significativa al Estado y sobre todo a los usuarios.

En la actualidad trabajan en ello, un total de 150 estudiantes avanzados de la carrera de Derecho, divididos en grupos de entre 8 y 16, docentes y 10 abogados, que se encargan de asumir la representación legal o el patrocinio letrado de cada usuario que pida el servicio.

Cada grupo de estudiantes estará vinculado a la atención de Consultorios Jurídicos durante un año completo, un proceso que se validará como su práctica profesional y en el cual además de atender a los usuarios, deberán cumplir horas de teoría, de audiencia y evaluaciones.

En la actualidad la Facultad de Derecho mantiene una población activa de 2.131 estudiantes, todos ellos en algún momento tendrán el contacto con la realidad de los Consultorios Jurídicos.

© 2019 Área de Acción Social de la Facultad de Derecho. Universidad de Costa Rica. Todos los derechos reservados.

Contenido:
Dra. Marcela Moreno Buján.
Diseño: Orlando Aguirre Quirós.

ESTAMOS EN